19.6.06

Andrea Madueña.











Desde ayer que llegue he notado algo raro en el ambiente de Mexicali, lo primero con lo cual me percate de sus intenciones fue que al llegar, la temperatura del “infierno” como lo llaman muchos, no era tan alta, como había estado en la semana y en la noche en aire (que normalmente es como un pedo, caliente y apestoso) era relativamente fresco.
Hoy lo que va del día, la temperatura no ha estado tan mal, digo no es como en Tijuana pero no esta como pedo. Aun que lo mejor fue cuando decido ir a la librería universitaria (frente a la UABC) y pregunto por un libro de Heriberto YepezZZ... sigue aqui.

1 Comments:

Blogger Patricia Ibarra said...

un muy buen principio. really! mor.

19.6.06  

Publicar un comentario

<< Home